Sobre El arte de pasear, de Karl Gottlob Schelle

Roque Lazcano Vázquez

pdf

Cuando el pensamiento se atasca lo mejor es pasear. En su dinámica desinteresada, el paseo activa el movimiento del inconsciente y pone en marcha nuestras ideas. Como si de un engranaje se tratara, de la motricidad comienzan a surgir imágenes. La percepción se desconcentra, se expande, y lo que sentíamos como un amargo sabor en la punta de la lengua comienza a relajarse, hasta que por fin se abre paso dulce evidencia, como si hubiéramos cavado un cauce para el agua estancada. Los escritores lo llaman “técnica de la actividad paralela” y consiste en escapar un rato de lo textual a la realidad: ir al baño, a la nevera, a pasear, etc. Son actividades que ayudan a que se encienda la llama de la creatividad. Juan José Millás cuenta en más de una entrevista que su jornada laboral comienza siempre con un paseo. Ler máis

Construir la ciudad genérica

Francisco Jarauta    

pdf

 El debate sobre la arquitectura contemporánea ha dejado de ser hoy un debate autorreferencial. Si en las últimas décadas la discusión había quedado limitada al círculo de tiza de la discusión posmoderna – atenta principalmente a determinados experimentos formales y estéticos –, a partir de los ’90 los problemas son otros y la arquitectura hace suyos una serie de nuevos contextos políticos, sociales y culturales, próximos a los grandes cambios que definen y caracterizan nuestra época. Estos cambios son pensados desde una dimensión globalizada que, por una parte, ha permitido superar ciertos esquemas interpretativos y críticos, y, por otra, ha forzado a la arquitectura a plantearse nuevos problemas, más próximos a las condiciones derivadas de los cambios culturales del habitar humano. ler máis

Debate: ¿quién y cómo debe tomar las decisiones que afectan a Urarte? [1]

Para una teoría del idiota. A propósito de urbanismo, patrimonio marítimo, Nereo, Málaga

Fernando Wulff Alonso

pdf

SI mal no recuerdo, fue Sófocles quien hacía al coro de una de sus obras hablar del hombre, del tremendo misterio que era el hombre, capaz de vivir en los climas más inhóspitos, de desplegar su ingenio para surcar los mares, de desarrollar cultura para adaptarse a las peores condiciones y seguir buscando y haciendo. Es todavía más sorprendente el que esto y muchas más cosas hayan podido tener como acompañante necesario durante toda la historia de la humanidad a la estupidez, la idiotez en todas sus variantes. No sé si es cierta la frase de que “la poesía es un arma cargada de futuro”, sí que la idiotez es un arma cargada de futuro, y de pasado. Hay un misteriumtremendum en el idiota como compañero de evolución de la especie humana. Ler máis

Debate: ¿quién y cómo debe tomar las decisiones que afectan a Urarte? [1]

Los precedentes en el derecho público romano

 Gerardo Pereira-Menaut

 pdf

 Las decisiones sobre Urarte se realizan, en el Imperio Romano, en tres niveles diferentes:

 Imperial (la Cancillería Imperial, a las órdenes del Emperador)

 Provincial (el responsable es el Gobernador Provincial)

 Local (a cargo del gobierno municipal)

 La Cancillería Imperial decide desde lo más básico y genera, hasta lo más particular y concreto, en algunos casos. Deciden sobre la urbanización, la fundación de ciudades cuándo, cómo y dónde, o la ausencia de urbanización. Allí se diseña un modelo de ciudad, mediante una ley o carta organizativa, que fue igual para todas esas ciudades, adaptándose con flexibilidad, en cada caso particular,  a sus condiciones prácticas e históricas. Esto quiere decir que había un proyecto general de ciudad que iba más allá de su realidad arquitectónica, y que esta realidad arquitectónica había de servir a los intereses del proyecto. Ler máis

Somos memoria

Antonio Lage Tesouro

pdf

 Somos memoria, una memoria que nos permite reconstituir nuestra historia desde el presente que ya se fue, que nos conforma en todas las acepciones de la palabra  y que tiñe la realidad de una subjetividad que la cuestiona dejando un vacío que confiere fugacidad a la realización de nuestro deseo. Ler máis

Debate sobre o feismo

O território para que/m?

Matías G. Rodríguez

pdf

 Viajei há pouco a Lisboa, para acudir a um congresso. Após corroborarem o milheiro de possibilidades para eu viajar a Madri e Barcelona (mas não a Lisboa), reservara os meus bilhetes de comboio para Porto, mais uma vez em horários absurdos que deixam transluzir, bem uma frustrante mala fé, bem uma espetacular incompetência. Após preferirem inclinar-me pela segunda opção, li no jornal os últimos anúncios em relação ao AVE, pelos quais podemos supor que nos próximos anos será possível deslocarmo-nos a Madri em naves espaciais. “Casualidade”, quis pensar. Ler mais

“Pesadumbre de barrios que han cambiado…”

La  nostalgia  como  condición  esencial  en  la  percepción  y  vivencia  de  los  paisajes.

Emma  Calver – Bonn

pdf

¿Es pensable que toda generación esté condenada a sufrir la desaparición de los paisajes de su infancia-juventud, época en que nos iniciamos en el conocimiento del mundo exterior y lo hacemos nuestro en lo que nos resulta más próximo y más inmediato, paisajes cuya imagen unida al recuerdo de su vivencia nos acompañarán siempre como depósito simbólico de lo prístino, de lo que es de verdad? Ler máis

Debate sobre o feismo

A  vueltas  con  el  feísmo  (2ª parte)

y  respuesta  a  Sergio  Remacha  Vecino

 Gerardo Pereira-Menaut

pdf

 Efectivamente, el discurso sobre el feísmo no es ni puede ser un debate artístico sobre la belleza o la estética de los objetos. El (o los fenómenos) que llamamos feísmo es mucho más que objetos feos. Las construcciones de cualquier tipo y función, la disposición de éstas en el espacio y la relación de unas con otras, también ellas pueden producir montones, nunca mejor dicho, de feísmo. Ler máis

Sobre o valor do espazo público

Celia López-Santos

pdf

“¡Barrios en acción! ¡El vecindario está en la plaza!”. Así soaba a proclama dos veciños de Lavapiés, proclama que viña acompañada doutro motivo claro e directo: “Porque juntos somos barrio, pero nunca nos juntamos”. Comecemos por darlles a razón.

É certo que juntos somos barrio, así como rúa, e praza, e urbe; porque a chamada cidade non se sostén nunha realidade, senón nunha pretensión, nun permanente xogarse, nun pensarse, nun dicirse a si mesma e nun refundarse, virtual e perpetuo. ler máis

Debate sobre o feismo

El jardín de las delicias (I)

Sergio Remacha Vecino

pdf

 Ya lo creo que parece conveniente plantear la definición del Feísmo. Es más, considero la cuestión tan preocupante que propondré su descenso a las fosas infernales. El Feísmo atesora tantas tropelías en tantos ámbitos urbanísticos, arquitectónicos, decorativos e incluso sociales, que se lo merece. Hasta el término resulta tristemente certero. Su ‘malsonancia’ refleja lo que descubres cuando te atreves a investigar: lo mismo que atormentaba al coronel Kurtz, el horror. Puesto que se ha empezado el debate con un ejemplo de Feísmo artístico, la olla-florero, cabe continuar con el famoso urinario-fuente. ler máis

Territorio e natureza

Denís Gándara Pumar

pdf

Neste último verán, como en moitos outros, o monte galego foi arrasado polo lume. As causas son múltiples, principalmente o gran erro da ordenación forestal e as súas implicacións económicas. Pero non quixera centrar esta reflexión nese necesario análise, senon na conexión entre a xente e eses bosques que arden. Entre persoa e árbore. Unha manifestación que se pode ver claramente nas carballeiras. Porque aparte dun conxunto de carballos como define o dicionario, unha carballeira representa moito máis para a sociedade que fai uso dela. ler máis

La pedagogía social como programa político, 1926. Ortega y Gasset

Nota de lectura: Federico López Silvestre

pdf

A terra é a patria, e a patria remite ao patriotismo. O problema é que equivocamos a diario o sentido dos termos patria e patriotismo. Evidentemente, a etimoloxía remite ao ‘pater’. É por iso que tendemos a pensar que o patriotismo, como as leis de patrimonio, consisten soamente en protexer a erdanza. Debese dicir que isto é falso. O patriotismo é facer patria, e facer patria é pensar coma un pai. ler máis

Una de incendios

Arbustillo

 pdf

Ramiro Míguez Torreiro  no es un personaje en  su aldea. Frecuenta la taberna y a sus amigos todas las noches, y lleva una vida normal, si por normal se entiende levantarse todos los días con el sol, trabajar la tierra y llevar el ganado. Antes lo hacía su mujer pero ahora, viudo y sin hijos, se ocupa él mismo del campo. Su leira es pequeña, aunque tiene monte arriba dos cortiñas de tierra que heredó de sus padres. Hoy hace calor, va a empezar la primavera y el campo esta ya verde y crecido, Ramiro además tiene algo de ganado y le gusta llevarlo a su fincas, a pastar lo que pueda. ler máis

Debate sobre o feismo

A vueltas con el feismo

Gerardo Pereira-Menaut

pdf

 Resumo. Para encetar un debate sobre o feísmo, o autor propón unha comparación con certas obras de arte do século XX, como A Fonte de Duchamp. A partires do ambiente vital, social, no que se atopan os fenómenos do feísmo, xorden dous conceptos centrais para o debate: 1) a paisaxe psico-social, e 2) a autenticidade dun país.

Abstract. In order to commence a debate on the theme of ugliness, the author proposes a comparison with certain works of art from the 20th century, such as Duchamp’s Fountain. Two central concepts for this debate arise from the vital, social environment in which the phenomena we refer to as ugliness occur: 1) the psycho-social landscape and 2) the authenticity of a country.

ler máis

Entrevista con Manuel Gallego Jorreto

Preguntan: Juan Pinto Tasende  (J.P.) y Gerardo Pereira-Menaut  (G.P.-M.)

pdf

 J.P. ¿Cuál es el papel que ha de tener la Sociedad en la ordenación del Territorio?

El papel fundamental es el participativo, ya que ella es la protagonista. El territorio ordenado es su territorio. Las decisiones sobre él le afectan directamente, por tanto se le supone interesada en ellas. Debe por tanto participar en la definición de los objetivos, haciéndose oír, así como colaborando, ya sea  apoyando o cuestionando la toma de decisiones. Esto en cuanto a la redacción de un planeamiento; posteriormente debe velar por su cumplimiento correcto. Una sociedad democrática debe articular los mecanismos para que esto ocurra. Creo que la creación y desarrollo de nuevos mecanismos de participación será uno de los argumentos básicos de la transformación de los Documentos de Ordenación Territorial para hacerlos más flexibles y abiertos. ler máis

Cuando me desperté, el dinosaurio todavía estaba allí. ( Monterroso)

Álvaro García Ortiz

pdf

Para los aficionados al mundo de la ciencia ficción , o a la fantaciencia, como también la llamábamos, existía un subgénero de novelas o historias, que convinimos en denominar, “ después de la bomba”, del que  fue ejemplo y paradigma, no solo sustantivo, Franco Bonvicini (Bonvi), con sus historias denominadas “ Cronicas de después de la bomba”. En este tipo de historias o historietas se pintaba un mundo desolado en el que todo ocurría tras la guerra o la explosión de la gran bomba que deja abiertas la entrañas de la tierra y en el que sus habitantes, a menudo zombies o supervivientes afortunados,  se enfrentan a un mundo hostil y primitivo, y en el que el paisaje, la geografía de sus andanzas no son mas que el esqueleto de los edificios y las infraestructuras destruidas o semidestruidas por la hecatombe. Ler máis

Restaurando a Vitruvio:

La Ciudad Perfecta no debe ser hermosa, sino sexy.

Gerardo Pereira-Menaut

pdf

 Resumo. Vitruvio non di que a cidade perfecta teña que ser sólida, útil e fermosa. Di que ten que ser atractiva, cos atributos de Venus, deusa do amor. Esa atracción está vencellada a un gran programa histórico-político que debe ser posto de manifesto na urbanística e na arquitectura. ler máis

Notas de Lectura

Nulla Díez

 Massimo Cacciari, La ciudad (Barcelona 2010. Primera ed. Ital. 2004. Trad. Esp. de la 4ª ed. 2009) (M. Cacciari, filósofo de formación, ha sido alcalde de Venecia y profesor de Estética en la Università IUAV de Venecia).

pdf

Pág. 27. “Antes de discutir sobre elecciones urbanísticas debemos hacernos una pregunta: ¿qué le pedimos a la ciudad? ¿Le pedimos que sea un espacio donde se reduzca a la mínima expresión toda fórmula de obstáculo al movimiento, a la movilización universal, al intercambio? ¿O le pedimos que sea un espacio donde haya lugares de comunicación, lugares fecundos desde el punto de vista simbólico, donde se preste atención al otium? Desgraciadamente se piden ambas cosas con la misma intensidad, pero de ningún modo pueden proponerse ambas conjuntamente y, por tanto, nuestra postura frente a la ciudad parece cada vez más literalmente esquizofrénica. ler máis