A Gerardo

Los paisajes esdrújulos

Carmen Docampo Bello

08/03/2016

pdf

Los paisajes esdrújulos Amo los paisajes esdrújulos. Mayúsculos o minúsculos, estáticos o dinámicos, desérticos o selváticos, todos tienen su encanto. Despiertan mi hipotálamo, lo conectan con mi hipófisis y se dirigen sinfónicos a mis glándulas.

Para el invierno me quedo con los oceánicos, de humor ciclónico y dramático. De entre ellos… los atlánticos, de hipnóticos ojos grisáceos e irresistibles sonrisas de salitre. Para el verano mejor los inhóspitos, árticos o antárticos, los más inorgánicos e insólitos. Ler máis

Sobre Geografía Romántica: En busca del paisaje sublime, de Yi-Fu-Tuan

Guillermo Rodríguez

11/01/2016

 pdf

¿Una geografía romántica? Efectivamente, a primera vista no parece que el cómputo de datos y la minuciosa cartografía con que solemos asociar la disciplina geográfica tuviera mucho de romántico. Pero, sin duda, en el siglo XIX europeo, en plena era de la exploración científica y de las colonias, se gestó una épica de la geografía. Las figuras como Livingstone, Nansen, o E. Byrd, suscitaban el mayor interés en las sociedades europeas, en medio de un entusiasmo generalizado por el descubrimiento geográfico del globo y sus lugares ignotos: el ártico, las fuentes del Nilo, etc. Ler máis

Sobre Mil ríos y el nuevo hilemorfismo

  Federico L. Silvestre

pdf

 Estamos hechos de agua. Al menos de niños se nos explica que un setenta por ciento de nuestro cuerpo es agua. Claro que no resulta descabellado afirmar que se trata de un agua sucia porque, cuando nos cortamos, la cosa no parece cristalina. Considero hasta paradójico que haya una relación entre la vida y esa apariencia sucia. Desde luego, el agua cristalina de las piscinas tiene muy poca vida y, a la inversa, el agua sucia de los ríos está cargada de la misma. La arquitectura lleva dos siglos persiguiendo la limpieza del diamante y, aunque en la tendencia de ciertos cristales a auto-organizarse se intuya el origen de la vida, es claro que su excesiva pulcritud podría considerarse cuestionable. ¿Podemos nosotros, pobres bacterias de sucios cauces, salir entre diamantes adelante?

Ler máis

Debate sobre o feísmo

A vueltas con el feísmo  3ª parte

Gerardo Pereira-Menaut

pdf

No creo que el matrimonio granadino que me contó su experiencia, viviendo en Galicia desde hace unos años, hayan oído hablar de la ‘consideración holística del paisaje’, pero como el Monsieur Jourdain de Molière que hablaba en prosa sin saberlo, miran a su alrededor sin dejar cabos sueltos, atando unos con otros para poder ver y vivir el tejido que de ahí resulta, es decir, el país en su realidad práctica, que es el paisaje. No se trata propiamente de una visión holística, sino de un entendimiento del paisaje como sistema, que es algo mucho más rico y más abierto a la realidad dinámica de las cosas y de las relaciones entre ellas. Ler máis

“Pesadumbre de barrios que han cambiado…”

La  nostalgia  como  condición  esencial  en  la  percepción  y  vivencia  de  los  paisajes.

Emma  Calver – Bonn

pdf

¿Es pensable que toda generación esté condenada a sufrir la desaparición de los paisajes de su infancia-juventud, época en que nos iniciamos en el conocimiento del mundo exterior y lo hacemos nuestro en lo que nos resulta más próximo y más inmediato, paisajes cuya imagen unida al recuerdo de su vivencia nos acompañarán siempre como depósito simbólico de lo prístino, de lo que es de verdad? Ler máis

Entrevista con Manuel Gallego Jorreto

Preguntan: Juan Pinto Tasende  (J.P.) y Gerardo Pereira-Menaut  (G.P.-M.)

pdf

 J.P. ¿Cuál es el papel que ha de tener la Sociedad en la ordenación del Territorio?

El papel fundamental es el participativo, ya que ella es la protagonista. El territorio ordenado es su territorio. Las decisiones sobre él le afectan directamente, por tanto se le supone interesada en ellas. Debe por tanto participar en la definición de los objetivos, haciéndose oír, así como colaborando, ya sea  apoyando o cuestionando la toma de decisiones. Esto en cuanto a la redacción de un planeamiento; posteriormente debe velar por su cumplimiento correcto. Una sociedad democrática debe articular los mecanismos para que esto ocurra. Creo que la creación y desarrollo de nuevos mecanismos de participación será uno de los argumentos básicos de la transformación de los Documentos de Ordenación Territorial para hacerlos más flexibles y abiertos. ler máis